Ocho años libre de cáncer

Un día como hoy hace 8 años me diagnosticaron cáncer, son 8 años libre de cáncer y me siento agradecida con Dios, mi familia y mi cuerpo y mente por seguir cumpliendo años. A partir de ese día soy persona con discapacidad y como una paradoja puedo decir que son los mejores años de mis vida, he aceptado las cosas como son y no como quiero que sean he aprendido a reinventarme y a conocer las cosas que me hacen feliz y sobretodo ahora sé que la felicidad depende de mí y no de las personas o situaciones.
Y cumpliendo la promesa que me hice durante el tratamiento, estoy a semanas de cumplirla, en el tratamiento me prometí que si sobrevivía al cáncer iba a correr un maratón!, y a las puertas de cumplirlo mi muñón se lastima y tuve que volver a las muletas, y esto simplemente me recuerda mi nueva filosofía de vida, esta maratón representa la perseverancia, la aceptación y saber que no hay nada más grande que luchar por lo que quieres el lograrlo o no caminando o corriendo no es lo importante, lo importante es pararme ahí a dar lo mejor y llegar a donde deba llegar.
Un abrazo a todas aquellas personas que en estos momentos están luchando contra el cáncer y a las que viven con discapacidad, mientras respiremos es un motivo para ser feliz y el aprender a visualizar lo positivo en todo lo negativo es la mayor herramienta para vencer la adversidad.
Gracias a todos ustedes por sus palabras de ánimo y por leer estas palabras que espero les
animen si necesitan esperanza. Gracias a ROMP, Dr. Mario Ochoa, Triskel Fisioterapia,
Opticum Katz, Pilar Holguín.

Aprendiendo de la discapacidad

Hace un año tímidamente decidí hacer el maratón de Chicago en el año 2017, no imaginaba que iban a darme el cupo pero así fue. En diciembre 2016 me confirmaron mi cupo y ahí me di cuenta de la gran responsabilidad de este desafío y decidí lograrlo! y en este viaje encontré el apoyo del deportólogo Dr. Mario Ochoa quien me enseña cada día a ser deportista.
Para empezar ahora sé que ser deportista es muy sacrificado, debes tener horarios, entrenar fuerte, alimentarte bien, dormir bien y casi volverte un solitario por así decirlo. Si a esto le sumas que eres una persona con discapacidad sin experiencia en deporte de alto rendimiento la ecuación se vuelve más compleja, pero no imposible.
Llevo 8 meses en el proceso de aprender a ser deportista con discapacidad en el sentido
completo de la palabra. En este proceso he aprendido que debes tener prioridades y estas
prioridades a veces te llevan a hacer sacrificios para ganar algo mejor, la dedicación y
convicción que vas a conseguir avanzar un km más cada semana es tu día a día. Este camino como todos los deportistas saben no es fácil, he encontrado tristezas, alegrías, decepciones y lesiones. Ah las lesiones.. me han llevado dos veces a andar en muletas cosa que no hacía desde hace 7 años, pero ahora estoy aprendiendo a conocer mi discapacidad, a aceptarla y aprender a vivir con ella y agradezco a Dios y a la vida por este aprendizaje.
El aprender a caminar con prótesis y correr poco a poco fue un buen objetivo, pero ahora con la responsabilidad de un maratón tenía que salir de esa zona de “confort” y llevar mi mente, cuerpo y espíritu al límite.

Crónica de montaña

Climbing for ROMP, es un proyecto que se hizo realidad en julio del 2015. Desde esa fecha cada año, un grupo de personas amputadas y no amputadas alrededor del mundo escalan montañas y glaciares llevando un mensaje: “El acceso a la movilidad a través de prótesis con tecnología puede hacer realidad tus sueños”.

Esta actividad de escalada de montañas y glaciares transforma la conciencia de la gente, el objetivo es recaudar fondos y poder entregar estas prótesis en Ecuador y otros países. En esta ocasión el equipo estuvo conformado por un grupo de 28 personas ,entre ecuatorianos y norteamericanos amputados y no amputados, hombres y mujeres,
figuras públicas en sus comunidades.

Además el equipo de Steps Productions, quienes registraron este evento con el objetivo de  realizar un documental enfocados principalmente en dos historias, la de Chad Jukes y la mía. El inicio de esta filmación estuvo compuesta por varios momentos, entre ellos el registro de mi mi día a día, el ascenso a la cumbre del Rucu Pichincha y la llegada al Refugio del Guagua Pichincha.

El  día miércoles iniciamos nuestro viaje al refugio del Cayambe, llegamos y nos recibió un mal clima, los vehículos tuvieron que quedarse en algún lugar del camino y todos tuvimos que bajarnos, cargar nuestro equipaje y subir al refugio, el viento, el hielo, la nevada era fuerte pero todos llegamos. Durante la tarde y la noche el viento no dejaba de golpear el refugio… y así terminó el miércoles confiando en que las condiciones mejoren porque planificábamos el día jueves a medianoche iniciar el ascenso al Cayambe y coronarlo.

El día jueves 27 el clima no dio tregua, vientos fuertes, nevada, hielo seguía siendo la tónica del día. Este día tuve el privilegio de probar la prótesis de Chad Jukes para escalar, es impresionante la tecnología que hay detrás de todos estos instrumentos que a los amputados nos permite seguir conquistando nuestros sueños, basta decir que me sentí como niña en juguetería. En la tarde dentro del refugio aprendimos hacer nudos y escalar con cuerdas, es impresionante el dominio del cuerpo que debe trabajarse para danzar entre las rocas y los glaciares; todas esta nuevas actividades y aprendizajes me hacen muy feliz.

El clima seguía sin dar tregua, no nevaba mucho pero el viento seguía soplando en nuestros oídos y así fuimos a dormir a las 19:00 pm, confiando en que si el clima mejoraba mi grupo y yo podríamos salir a las 22:00 pm para tratar de ascender a la cumbre, pero nadie pudo salir esa noche, y a las 04:00 am nos despertamos con la noticia de que el clima no mejoró y no íbamos a poder hacer cumbre, pero al menos el poco tiempo que nos permitiría el Cayambe íbamos a disfrutarlo.

Y así fue, armados con botas, crampones, piolet, bastones, mochila y todo lo necesario junto con el guía de mi cuerda Iván, y Dana Romanoff iniciamos el camino, no fue fácil pero lo disfrutamos tanto hasta el punto que nos sentíamos parte del Cayambe y la emoción le ganó al miedo, disfrutamos del paisaje desde la mejor ventana del mundo.

Luego de regreso al refugio, tomamos nuestras mochilas y a iniciar el descenso en busca de los vehículos, la cima física no se hizo, pero yo Kathy Pico llegué a mi cima, por primera vez en mi vida disfrutaba del glaciar y de ese esfuerzo, y por primera vez después de 8 años de sobrevivir al cáncer sentí que mi cuerpo, mente y espíritu estaban en una excelente forma física y espiritual. Solo podía sentirme privilegiada de disfrutar ese instante, ese momento, esa cima. Agradecida con Dios, con el equipo y con los guías de Cumbretours por ese momento fuimos una sola familia todos.

Luego gracias al apoyo de Termas de Papallacta, nos dirigimos allá y en esas aguas termales nuestros cuerpos, músculos y muñones se relajaron después de tanto esfuerzo, con estos instantes y  estas sensaciones.

Luego la rueda de prensa, el regreso al Quito y la despedida, amigos nuevos, experiencias nuevas. Me siento motivada más que nunca y entendí que cualquier lucha física, interna y espiritual te dejan más fuerte, más feliz y con más sueños, anhelos por cumplir y esperanza para dar y recibir.

Gracias, Climbing for ROMP, David Krupa, Greg Krupa, Chad Jukes, LP, Shree, Governador
O´Malley, Karl Egolf, Zach, Kionte, Mona, William O´Malley, Chris, Lindsey, Reggie, Karen, Alex, Ronnie, Patrick, Gina, Kari, Jessica, Dan, Jaime, Pablo.

 

Kathy Pico

Devolución de I.V.A para personas con discapacidad

Con tu carnet de discapacidad puedes empezar a utilizar los beneficios tributarios de la Ley de Discapacidades y hoy vamos a revisar el beneficio de la devolución del I.V.A.

Todas las personas con discapacidad que tengan más del 30% de cualquier tipo de discapacidad o sustitutos de estos,  podemos recuperar el I.V.A que pagamos en la adquisición de bienes y servicios de primera necesidad, de uso o consumo personal: compras de alimentos, artículos de aseo, vestimenta, farmacia u otros que utilices personalmente.

El procedimiento empieza solicitando la emisión de la factura a nombre de la persona con discapacidad, luego juntas todas tus facturas del mes y debes presentarte personalmente en las oficinas del SRI con los originales de las facturas en las que debe constar el I.V.A detallado y con el formulario lleno: Solicitud para la devolución de I.V.A. a personas con discapacidad, además de tu carnet original de persona con discapacidad y una copia del mismo. Ellos se encargan de registrar las facturas.

En el caso de que sean facturas electrónicas necesitas solicitar una clave al S.R. I. ya que el proceso se hace por medio de la web del SRI. Cada mes puedes solicitar la devolución, recuerda que será en la proporción de tu porcentaje de discapacidad y que según el reglamento te devuelven mínimo el 60% hasta el 100% del I.V.A facturado.  En la ley se establece que el monto máximo a devolver será el I.V.A calculado sobre dos bases imponibles y que para el año 2017 es $750 y que el I.V.A máximo a devolver por mes será de $90.

Si pagas el I.V.A. en la adquisición de bienes para tu discapacidad como puede ser: prótesis, órtesis u otros equipos no aplica este valor máximo a devolver y puedes solicitar la devolución de todo el IVA pagado por estos equipos.

Recibe los beneficios de la Ley de Discapacidad

¡La semana que pasó fue una gran semana para las personas con discapacidad en el Ecuador!. La Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad del porcentaje del 40% de discapacidad para tener acceso a los beneficios de la Ley de Discapacidades, y que según el reglamento se debía acreditar para  acceder a todas las rebajas, beneficios y exoneraciones tributarias.

Es decir, que a partir del mes de junio del año 2017 si tienes un porcentaje de discapacidad el 30 % puedes acceder a todos los beneficios que hemos revisado en este blog.

Tarifas preferenciales para vehículos

La Ley de Discapacidades establece que los vehículos ortopédicos adaptados y no ortopédicos importados o de producción nacional; que estén destinados al uso o  beneficio particular o colectivo de personas con discapacidad, a solicitud de estas, ya sean personas naturales o personas jurídicas dedicadas al cuidado de ellas, gozarán de exenciones del pago de tributos al comercio exterior, IVA e impuestos a los consumos especiales con excepción de las tasas aeroportuarias y de almacenaje.

Para obtener este beneficio, debemos realizar el trámite solicitando cita al 171 Ministerio de Salud; la persona debe recalificarse nuevamente y un médico determinará en este proceso, el tipo de vehículo adecuado para la discapacidad, (Este procedimiento demora de 3 a 4 meses). El beneficio será proporcional a la calificación obtenida y únicamente a partir del 85% de discapacidad se tiene derecho a la exoneración total. Una vez que se autoriza la compra o importación del vehículo, se establecen un plazo máximo de 6 meses para la compra.

Cuando se va a realizar la compra, debe considerarse que para los vehículos importados el valor FOB no deberá exceder 60 salarios básicos unificados, que para le año 2017 sería Usd. 22.500 y de 120 salarios básicos unificados para personas jurídicas, que sería de hasta Usd. 45.000. Adicional a este beneficio, cuando se va a matricular el vehículo por primera vez o se va a cancelar el impuesto anual o la propiedad de vehículos, se tiene una rebaja sobre el valor del avalúo del vehículo.

Es importante considerar que cuando se utilizan estos beneficios, el vehículo no puede venderse durante 4 años, si en este tiempo se vende el vehículo, la autoridad tributaria liquidará el valor de las exenciones tributarias no pagadas, que serán cobradas al beneficiario. Este proceso de importación y compra solo podrá hacerse para un vehículo cada cinco años.

 

Obstáculos para ejercer mis derechos como persona con discapacidad

Quiero contarles algo que me sucedió este lunes 6 de marzo del 2017 en el Centro de Salud  de Cotocollao. Necesitaba obtener mi certificado de idoneidad para conducir y con este renovar mi licencia de conducir. Mi cita era a las 8:30 am pero empezaron atender a las 9:30 am porque se encontraban en reunión y no se nos informaba a que hora reiniciaban la atención. Finalmente, en la consulta, me atendió una doctora quién me informó que lamentablemente no me iban a otorgar este certificado, por un tema de calificación por discapacidad intelectual, no me permitió explicarle mi solicitud y me indicó que saliera. En ese momento le comenté que llevo ejerciendo mi profesión normalmente y conduciendo un vehículo desde hace 9 años; mi intelecto no tiene ningún problema ni me he visto involucrada en accidente o daños personales o materiales como conductora, en ese momento saqué la Ley para que me explique en que punto de la misma estaba esta restricción.  Llamó al sicólogo, le indicó que me encontraba ahí con la ley en mano y que no quería entender que no me iban a proporcionar este documento, luego de lo cual me indicaron que subiera a la consulta de este doctor.

El doctor me explico que mi carnet actualmente tiene el porcentaje del 43% y que fue emitido en el 2014; conformado por discapacidad física 32%, trabajo social 4% e intelectual 7%. En ese momento, me indica que existe un error en mi carnet porque no tengo discapacidad intelectual y que es sicosocial, y que si quería conducir no debería tener ningún punto en esta discapacidad; al respecto, le pedí que me indiqué en su manual en donde está esta restricción, que a la final no la encontró. Le comenté que mi discapacidad física prevalece sobretodo, adicionalmente yo mantengo a mi hermana que tiene una discapacidad auditiva y fue diagnosticada con esquizofrenia, en total ella tiene una discapacidad del 60% y yo la mantengo. Por último, le sugerí que se ponga en mi lugar al tener 38 años, ser diagnosticado con cáncer y tomar la decisión de amputar parte de su pierna, lo menos que uno puede estar es triste. El médico me indicó que todos los carnets emitidos en los años 2013 y 2014 en ese dispensario debían ser revisados debido a que probablemente se otorgó más porcentaje y el afectado era el estado. Finalmente me dejo claro que él no me iba a otorgar el certificado, llamo a  la dirección nacional y le indicaron que debían revaluarme.

En la evaluación me dieron la noticia de que ahora tengo 36% de discapacidad y que ya perdí todos los beneficios de la ley de discapacidades, exceptuando el de ser parte de una empresa como persona con discapacidad y poder conducir. ¿Es una broma?. No comprendo como es posible que sucedan este tipo de situaciones ante un grupo tan vulnerable como somos las personas con discapacidad. Mi objetivo como el de muchas otras personas no es obtener beneficios por lastima, quiero acceder a mis derechos.

Con el dinero que recupero del IVA, repongo todos los componentes de mi prótesis de alta tecnología que no se producen en el país, continuo trabajando para mantener a mi hermana que es otra persona con discapacidad y entreno para representar a mi país en la Maratón de Chicago este año. En resumen quiero seguir siendo productiva y considero que ese era el objetivo de la Ley de discapacidades.

Kathy

Tarifas preferenciales // transporte

Vamos a revisar las tarifas preferenciales a las que tenemos derecho si tienes un porcentaje de discapacidad superior al 40%.

Si vas a transportarte es importante tomar en cuenta que tenemos una rebaja del 50% en todos los transportes urbanos o rurales, en transporte público o comercial y también en transporte aéreo nacional, fluvial, marítimo y ferroviario.  Si necesitas transportar sillas de ruedas, andaderas, animales adiestrados u otras ayudas técnicas, la ley prohibe que se cobre valor adicional.  Para viajes aéreos internacionales, la tarifa también tendrá rebaja del 50%, y según convenios no podrá ser inferior al 25% de la tarifa regular.  También se especifica que no podrá negarse ayuda cuando una persona por razón de sus discapacidad lo necesite.

En conclusión, si vas a viajar dentro o fuera del Ecuador (siempre y cuando tu viaje se origine en Ecuador) tienes derecho a una rebaja correspondiente al 50% de la tarifa normal antes de impuestos.

Con cariño,

Kathy Pico.

Paso a paso, beneficios de las Personas con Discapacidad

Para que una persona con discapacidad o familiar con discapacidad acceda a los beneficios que establece la Ley de Discapacidades, se necesita obtener el documento que acredite la calificación de la discapacidad realizada por médicos especialistas del sistema nacional de salud (Ministerio de Salud).  En la web de este Ministerio se encuentra el trámite a seguir para obtener esta calificación y se debe llamar al 171 para obtener una cita; es importante mencionar que para acceder al derecho a las exenciones arancelarias y del régimen tributario, de acuerdo al Reglamento de esta ley, se debe acreditar una discapacidad mayor al 40%. 

De manera general enunciamos los beneficios a los cuales tenemos derecho mediante esta Ley, se establece que las autoridades deben garantizar su acceso y  velar por su cumplimiento; derecho a la salud, a la educación, a la cultura, al deporte, al turismo accesible, al trabajo, a la vivienda, a la accesibilidad y comunicación, al transporte público y comercial, a los espectáculos públicos. 

Adicionalmente hay un derecho que creo que debemos tratarlo ampliamente; es el Derecho a tarifas preferenciales, exenciones arancelarias y del régimen tributario, como he dicho estos ahorros nos van a permitir invertir en mejoras tecnológicas y condiciones de vida. Muy unido a este Derecho, está el de importación de bienes, impuesto predial, impuesto de vehículos, impuesto a la renta y tasas y/o tarifas notariales, consultares, y de registro civil, identificación y cedulación.  Las siguientes semanas trataremos este derecho para que podamos aplicarlo.

Katherine Pico

¿Eres una persona con discapacidad?

Todas las personas que por nacimiento, enfermedad o accidentes adquirimos una discapacidad, estamos amparados en la Ley de discapacidades. Según su artículo 1 establece “La Ley de Discapacidades tiene por objeto asegurar la prevención, detección oportuna, habilitación y rehabilitación de la discapacidad y garantizar la plena vigencia, difusión y ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad, establecidos en la Constitución de la República…”. 

El que seamos personas con discapacidad, significa que somos más vulnerables y requerimos de más tiempo y trabajo para realizar actividades que una persona normal. Esto no quiere decir que valemos menos, sino que somos parte de la diversidad de este maravilloso mundo y somos tan valiosos como cualquier otra persona, y lo digo con conocimiento de causa, soy persona con discapacidad y me siento orgullosa de ello; lucho día a día por realizar mis sueños y los beneficios de esta ley me ayuda a optimizar costos y tratar de obtener tecnología para mantenerme saludable y feliz.  En este espacio iré comentando cada semana sobre esta ley y como puedes acceder a estos beneficios.

Kathy Pico, Conferencista motivacional